Donde todos

Donde todos
A la venta en espacioulises.com

martes, 11 de febrero de 2014

Juegos


Juegos

La primera vez sentí ansiedad. No paraba de moverse el cajón, como si quisiera abrirse. Duró cuatro o cinco minutos. La noche siguiente ocurrió lo mismo; en cuanto lo guardé. Esperé unos instantes, y lo saqué para dejarlo encima de la mesilla. Tuve que hacerle hueco entre la lamparita, el vaso de agua y los pañuelos de papel. Se tranquilizó.
En una semana no volvió a suceder nada raro. Ayer, al quitarme las gafas, noté que se ponía nervioso; pensé que igual quería que lo metiese entre las sábanas, conmigo. Me dio lástima, pero no lo creí conveniente. Hasta que nos dormimos, no dejaron de susurrarme sus tapas.
Esta noche huele a un perfume distinto, más sensual. Incluso me parece que ha dejado escapar de entre sus páginas, por un instante, el bajo de un picardías de seda de color negro.

14 comentarios:

  1. En estas fechas, aunque, por pudor, no queramos caer la tentación, todos tenemos un poema de amor que pugna por salir ;) No te resistas :D
    Cierro la ventana: no quiero ser indiscreta :)
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada, Fram, pasa, pasa... si aquí no se dice ni se hace nada que no pueda saberse fuera... Es más, cuantos más se enteren, mejor. Fíjate que es posible que entre esas tapas hubiese poesía, aunque me da a mí que por la pinta...
      ¡Un besazo y gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. Ay qué picaronesss... tu libro y tú.
    En un principio, pensé que tenías escondido a un pobre animalillo, le mato, pensé... jajaja
    Sensitivo a la par que tierno.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja. A mí me gusta que los animales estén libres (salvo algunos que se disfrazan de humanos, claro). No vas a necesitar matarme, no te preocupes. Ja, ja, ja.
      ¡Gracias por venir a leerme y un besazo, Rosy!

      Eliminar
  3. Hola Luis, tengo el placer de comunicarte que te he concedido el "Premio Liebster Award" a tu blog, por tu gran aporte social. contesta las preguntas que formulo a los galardonados en el blog http://virginiaoviedo.blogspot.com.es/ Un abrazo y ¡enhorabuena!

    ResponderEliminar
  4. Ays, qué pillines estáis hechos! Y me has hecho pensar... Creo que nunca he guardado un libro en un cajón... Bueno, quitando los libros del cole, pero esos no cuentan... No sé, nunca me ha parecido que ese sea su sitio...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, je. Tienes toda la razón, en lo de pillines y en lo de guardar el libro en un cajón. Yo tampoco los guardo, siempre están al aire... Licencias de la ficción, Margari. Oye, podríamos hacer una encuesta...
      ¡Besazo y gracias por pasarte!

      Eliminar
  5. Cuando la atracción por las páginas de un libro nos supera, lo mejor es dejarnos llevar y soñar aunque sea incluso despiertos, el resto, cuando dormimos harán de las suyas. Si es que nadie (al menos desde mi punto de vista) que guste de leer, puede resistir estas tentaciones.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde el mío también... y es seguro que el protagonista del micro ha caído también... seguro...
      ¡Gracias, FG, por venir a leerme, y un besazo!

      Eliminar
  6. Si es que son unos descarados. Aunque en mi caso nunca han llegado a ese grado de insinuación. Guiños y susurros sí, y en algún caso me ha parecido que me reclamaban a gritos pero de momento no han pasado de ahí, debe ser porque yo si me los llevo a la cama, jejeje.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. holaaaa, en esta ocasión vengo a invitarte a ti y a tus seguidores, a un concurso fácil,bonito y barato en mi blog... pásate y apúntate ! saludos y feliz finde semana !

    ResponderEliminar
  8. Los míos son muy recatados. Yo, también. ¡Ahora, que cuándo nos viene el brote pasional...! Muás, hermano.

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno!! me ha encantado este relato donde el lector es atrapado por un libro "atractivo", simulando toda una puesta en escena.

    Rosa
    Un saludo.

    ResponderEliminar