Donde todos

Donde todos
A la venta en espacioulises.com

miércoles, 8 de enero de 2014

Contactos

"Escritor independiente desea conocer y entablar amistad, siempre con miras a una relación honesta y estable, con agencia literaria y/o editorial". Un día os encontraréis esto en la sección de anuncios por palabras de cualquier periódico. Y, salvo que alguien tome nota y se me adelante, a continuación mi nombre y apellidos y mi número de móvil. Quizá incluya también la url de mi blog…
¿Son necesarias las agencias literarias y las editoriales hoy en día? ¿O nos bastamos y nos sobramos los escritores para sacar adelante nuestras obras haciendo de agente, de editor, de social media y de chico de los recados? Y de escritor, por supuesto. Aunque… igual no tenemos tiempo para crear y hay que pensar en dejar este trabajo a un negro literario.
Corta, pero tengo experiencia de lo que os hablo después de dos años haciendo de todo con mi libro de relatos, autoeditado, La sombra de las horas. Ha sido, y es, muy satisfactoria, no puedo negarlo, pero… el día solo tiene veinticuatro horas y se tienen que dividir, a saber, entre el trabajo remunerado (te da de comer), la familia (te da la vida), escribir (también te da la vida), redes sociales (digamos, que te quita un poco de vida), amigos y, de vez en cuando, descansar. Respeto por completo la opinión de los compañeros que creen que la editorial tradicional ha muerto y que somos capaces de sustituirla, pero no la comparto. Para mí, un escritor se debe dedicar fundamentalmente a escribir, a crear, a tener los cinco sentidos a disposición, única y exclusivamente, de sus personajes. Lo demás, es trabajo del agente literario y del editor. Y llegado el momento de la promoción: a disfrutar de los lectores, pero con alguien que te lleve de la mano, no teniendo que buscarlos tú de puerta en puerta, o de red en red.
No quiero extenderme, este tema daría para folios y folios, en otro momento podremos hablar de formatos, de precios, de intereses editoriales, de “literatura” mediática u oportunista. Hay muchos matices. Pero hoy os quería exponer la reflexión que hace ya un tiempo me ronda la cabeza.
Aunque, estoy pensando… es posible que… cambiar el texto de mi anuncio… "Escritor independiente desea conocer y entablar amistad, siempre con miras a una relación honesta y estable, con lectores independientes".

¡Vaya! Creo que tengo una duda…

24 comentarios:

  1. Luis o Román, mira, llevo casi un año entrevistando a autores cuyos libros se ven por los blogs y he sacado una conclusión muy clara. Como promociona un autor su obra no lo hace la editorial. Pero no te hablo de editoriales pequeñas ni grandes, te hablo de cualquiera. Asistí hace mucho a un encuentro con un autor en el que había casi 30 personas, todas convocadas por el autor a través de las redes sociales y eso que el autor venía con el respaldo de la editorial y acompañado de una persona de la misma. Luego hablando con otro autor me pidió consejo para promocionar su obra que estaba publicada por una editorial muy conocida. Él quería remover el terreno, que se hablara de su libro, bien o mal, pero que se hablara y me preguntaba que cómo podía hacer eso entre los blogs... Así que yo creo que sí, que una editorial es importante, pero como el autor lo deje todo en manos de la editorial es muy posible que su obra no se promocione tanto como debería. .. Es mi humilde opinión. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que ha escrito lo de ahí arriba he sido yo, Luis Miguel, Román no tiene esas dudas... Tienes toda la razón, Marisa, y sé que una editorial o un agente, hoy en día, no te lo van a hacer todo. Pero sí que vas a poder llegar a muchos más sitios, con un buen respaldo, de los que uno solo puede, aunque, gracias a vosotros, los blogs literarios, ahora sí es posible no depender de ninguna editorial para que se te conozca y se te lea. Pero también es necesario muchísimo tiempo y ese tiempo hay que quitarlo de escribir... por no hablar de los gastos... Pues eso, que ahí están los dos caminos y que es evidente que el que tenemos en nuestras manos todos es el "hágaselo usted mismo" y seguiremos por él, aunque nunca perdiendo de vista el otro. Por si te ven... Je, je.
      No suelo exponer mis dudas sobre este particular en público, pero en esta ocasión me apetecía... ¡Muchas gracias, Marisa, por pasarte por aquí a dejar tu valioso comentario!
      Un besazo.

      Eliminar
  2. No conozco el mundo de las editoriales, ni soy escritora, tan solo me gusta leer y de ven en cuando compartir algunos renglones escritos, creo que los blogs cumplen una función divulgativa importante, pero imagino que para conseguir publicar, los agentes literarios tienen su peso. Mucha suerte!

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estos últimos tiempos he conocido algo, una parte mínima, de todo este mundillo editorial y la verdad es que es bastante interesante. Pero el mundo de los blogs, que era totalmente desconocido para mí hasta que creé este, es apasionante. Y ya es una parte muy importante de las lecturas de mucha gente. Luego, a algunos, nos pica el gusanillo de publicar... y en ello estamos. Y a dudar...
      Muchas gracias, Marinela, por acercarte a dejar tus impresiones.
      ¡Un besazo!

      Eliminar
  3. Hola Luis, es una pregunta complicada creo.
    Desde mi experiencia que es la del lector tengo que decir que llevo leyendo veinte años. Leyendo mucho quiero decir, muchísimo, comprando libros, descubriendo autores... y pese a que apoyo firmemente la idea de autoedición y las oportunidades que da, y además he descubierto escritores fantásticos en ella... tengo que decir que hasta hace poco apenas sabía que existiera. Tal vez porque hablo de una época anterior a tanto boom de redes sociales, pero hasta que no he conocido este mundo, había muchos nombres que no conocía y editoriales que desconocía también. No es sólo cuestión de tener editor... sino de tener visibilidad en la calle, en las librerías. Y ahí no lo sé, pero por aquí no todas admiten libros autoeditados.
    Creo que para vender libros hay que ser visible y que si hay un público al que se llega en las redes hay otro muy extenso al que no se llega, y para eso hacen falta colaboraciones con escaparates a pie de calle.
    Ya te digo que seguramente me confunda y que hablo de dos años hacia atrás... pero sigo hablando con gente que desconoce Bubok o Círculo Rojo, y es una pena porque se pierden muy buenas plumas, como lo es la tuya.
    Besos y perdona la extensión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo temía... de ahí vienen mis dudas... Lo que dices de las librerías es así, aunque poco a poco te van admitiendo. Y el problema es que aunque te cojan el libro, al final se esconde y no sabes si merece la pena distribuirlo de esa manera. Has dado con la palabra clave: visibilidad. Creo que es más fácil dejar de ser invisible con un sello más o menos importante detrás, que sin él. Aunque, como le he dicho a Marisa, vuestros blogs hoy en día han aportado una herramienta fundamental para nosotros. Ya sabes lo importante que fue y es para mí la reseña que hiciste en su día de mis sombras, y las de tus "compas". Sois, en gran medida, las culpables de que yo haya llegado hasta este momento tan "dudoso"...
      Yo creo que el mundo de la autoedición está ganando terreno, pero sobre todo en el apartado digital. Hace poco leí en uno de los periódicos importantes el resumen del año literario y aparecían los más vendidos autoeditados en Amazon, cosa que me sorprendió, pero, como tú dices, en papel es más desconocido, por no decir que no están muy bien vistas esas editoriales.
      Seguiremos escribiendo y dudando. Muchas gracias por pasarte a dejar tu granito de arena (nada que perdonar en cuanto a extensión, se hace corto tu comentario), te lo agradezco un montón. Y muchas gracias por tus palabras sobre mi pluma... ¡Un besazo, Silvia!

      Eliminar
  4. Hola Luis Miguel, tienes razón de que en principio el trabajo remunerado te saca adelante, yo también gracias a él auto-publique mi primer libro.
    Pero también es cierto que mientras la literatura, la música y las artes en general, sean consideradas locuras de bohemios, a quienes nos gusta plasmar en papel los teje manejes de unos personajes que nos rondan por la mente en ocasiones alocados, enamoradizos, psicópatas otras, etc., no creo que nos dé para podernos mantener.
    También es cierto que si queremos que se nos conozca, que no ser reconocidos, que eso es otro cantar, hemos de buscar los medios que ninguna editorial nos da y esos medios son las Redes Sociales. Estas son la mejor vía por donde nuestros libros pueden circular sin peligro a descarrilar en las curvas.
    En mi caso, solo con saber que de vez en cuando la Editorial me liquida aunque sea un eBook, en los tiempos que nos ha tacado vivir, fíjate por que poco, ya doy saltos de alegría.
    Como bien dices podríamos estar llenando espacio, espacio, espacio, sobre este tema. Los representantes editoriales y las propias editoriales solo van a lo fácil, al personaje de moda, que saben que es literatura (por desgracia) fácil en ventas.
    En fin, que tengamos suerte amigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, "compa" Mila!
      Pues sí, hace poco Amazon me envió las regalías y me puse muy contento... estoy pensando a ver dónde las invierto... Bromas aparte, estoy muy satisfecho de que mis sombras se conozcan en muchos sitios, tanto en papel como en ebook, tanto gratis como de pago, al fin y al cabo es lo que pretendemos, que se nos lea. Pero este camino que comenzamos pretendo que sea muy largo (infinito) y que mis sombras tengan muchos hermanitos... Que ya no están solas, no, pero busco familia numerosa. Y para eso hace falta tiempo para pensar y para escribir con todos los sentidos puestos en ello. Como muy bien dices, que tengamos suerte, amiga. Y perseverancia. Ya vivimos algo, con Sant Jordi, que nunca se nos olvidará.
      ¡Encantado de verte por aquí, Mila!
      ¡Besazos!

      Eliminar
  5. Hoy día me parece que hay que compaginar ambas cosas. Tener un agente te ayuda bastante y te quita carga de trabajo. Pero si estás empezando, no puedes dejarle todo el trabajo. Ella no lo le va a dar el mimo que tú le das, el impulso que tú puedes darle por las redes sociales... Y parece que esto hoy en día se está convirtiendo en una herramienta fundamental.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, Margari, compartir. El problema es cuando lo tienes que hacer tú todo. Y, repito, porque estáis los blogs (y las madrinas) que nos ayudáis desinteresadamente. Por lo que leo hay una corriente de escritores que prefieren hacerlo ellos todo, dando de lado a las editoriales tradicionales, y creo que aún nos pueden ayudar, y mucho. Por eso preferiría que me editasen y no autoeditar de nuevo. Con nuevas normas, por supuesto, y sabiendo que ahora el autor se tiene que involucrar mucho más en la promoción. Pero todo a su tiempo. Tiempo para crear y tiempo para el contacto con el lector que, además, es lo que más satisfacciones te da. Pero que alguien te busque esos lugares de encuentro, que te abra puertas que a ti solo te resultan muy pesadas de empujar. Te lo aseguro, no cambiaría por nada estos dos años que llevo con mis sombras. Y una vez más (je, je, hacía mucho que no te las daba) gracias por estar, gaditana.
      ¡Besazos!

      Eliminar
  6. Como bien sabes LuisMi, desconozco por completo este mundillo que se me antoja... complicadito y además devorador de tiempo... este tiempo tan necesario para que las musas guíen tu pluma de forma a la vez relajada y concentrada.
    Pero pienso que todos los "escaparates" (de librerías o "ventanitas" como ésta donde se descubren tantas y tantas cosas bonitas) todos son necesarios. Y además... "El ojo del amo engorda al caballo" y nadie mejor que tú puede cuidar a tus "niños" así que... ¡ánimo! que tú puedes con esto y más ;)
    Un besote grande. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por los ánimos, Fram! Me los guardo para los momentos duros... Si a mi me gusta más la segunda y última versión del anuncio de contactos que he escrito... pero... Quizá parezca que he querido dar a entender que odio la promoción, ¡para nada! Lo que pienso es que se necesita ayuda de la gente que está dentro de ese mundillo. Además, a vosotros y a mi familia (la tropa) tampoco os puedo pedir más. Soy yo el que tengo que estrujarme el "coco" para seguir ofreciéndoos algo digno. Como los duendes de tu "ventanita" que me ayudan a pasar la estación... ;)
      ¡Un besazo!

      Eliminar
  7. No sé lo que es tener agente, pero sí tener editorial y, de momento, entre la autoedición y tener editorial no veo la diferencia a la hora de seguir empujando la novela a través de las redes sociales. Sigo cargando con el trabajo que implica, con la promoción, porque como te han dicho por ahí, al final eres tú quien más sabe de tu obra y quien más la cuida. Necesitaría un descanso pero tampoco sé cuándo tomármelo. La diferencia, probablemente, es que mi novela "afortunada", la que lleva un sello editorial, entrará en las librerías y las otras seguirán invisibles. Supongo.
    Un beso, hombre reflexivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, mujer reflexiva (me consta), y gracias por acercarte por aquí a opinar. Ya nos irás contando tus experiencias, que estoy seguro serán positivas. Hasta ahora, si me equivoco me lo dices, tú te has movido más con el libro en digital y es posible, solo es posible, que sea menos "cansado" que comenzar en papel, como yo lo hice, y luego dedicarse al ebook. Y eso que tuve la gran fortuna de dar con una librería, Muga, que me introdujo en la Feria del Libro (aún siento escalofríos) y con unos compañeros de Círculo Rojo que, juntos, tuvimos, y tenemos, unas experiencias que siempre estarán ahí para disfrutarlas. Por no hablar de los blogs y de la familia y amigos... El problema llega cuando sientes que ya no puedes ir más allá y que el tiempo que te queda para escribir lo tienes que dedicar casi en exclusiva a la promoción. Ahí es donde se necesita la "manita" de una editorial. Y, como tú bien dices, aunque repartas tu libro por algunas librerías, no va a dejar de ser invisible. Por cierto, espero, y deseo, que tu Detrás del cristal se haga muy, muy visible dentro de poquito. Sí, los tiempos han cambiado y siempre el autor tendrá que estar pendiente de su obra, cosa que me parece perfecto y deseable, pero... no a costa de abandonar el verdadero motivo por el que nos dedicamos a esto: escribir. Ahí es donde tienen que entrar las editoriales (también recicladas, por supuesto) y abrirte puertas.
      Venga, que me enrrollo... ¡Besazos!

      Eliminar
  8. Hola Luis Miguel!! Lo cierto es que todo en sí mismo es como un espacio donde no hay ni ventanas ni puertas. A ver si me explico, escritor busca editorial, pero, la editorial solo quiere al escritor si este puede resultar rentable (para sus arcas evidentemente) y tiene un nombre, y es famoso y bla bla bla.... Y sin embargo yo pienso que al revés, la editorial precisa del escritor, y lo precisa para seguir subsistiendo, para seguir publicando, para no dejarse desbancar por los nuevos medios y para así servir de enlace entre el escritor y el público. ¿Donde fallan las cosas? Pues no sabría decirte. muchos son los escritores que encontrando cerradas las puertas de acceso a una editorial, optan por autopublicar sus obras. Hasta un cierto punto también es una buena opción, siempre y cuando haya un respaldo hacia el autor a la hora de publicitar su obra, de darla a conocer, de aproximarla al gran público. En fin, cro que ambas opciones son buenas, la una depende del empuje que tenga el autor para promocionarse y en consecuencia promocionar su trabajo, y en el otro la editorial que como se puede ir vislumbrando, opta por lo seguro, es decir autores ya famosos, o famosos que se creen autores (que por desgracia esto está abundando muchísimo en estos tiempos) y que con pocos costes, saben seguro que superarán con creces su inversión.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con tu comentario, FG. Solo que quizá estamos pensando sobre todo en las grandes editoriales, las mediáticas, las que hacen lo que tú nos cuentas. Pero hay muchas editoriales independientes de prestigio y con ganas de trabajar junto al autor. Esas son las que merecen la pena. Bueno, que si viene una de las "gordas", tampoco va a hacer uno ascos...
      Por eso es mi duda y mi entrada. Si al final todos los autores nos decantamos por la autoedición, las primeras que van a morir son estas editoriales de las que te hablo porque las otras siempre van a disponer de "famosetes" para publicar y ganar dinero.
      ¡Gracias por dejar tu opinión y un besazo!

      Eliminar
  9. Querido Luis, es un tema no para blogear, que también, si no para rendirse en la polémica al atardecer de una copa de coñac y un café humeante.
    Claramente el escritor debe estar para escribir, cierto, pero esos son unos pocos. El resto hacemos de todo,lo malo que cansa, lo bueno que para personas como tú, creativas, inquietas y llenas de vida como se puede ver al atravesar tu blog y tus lecturas es que merece la pena hacer de todo.
    Nosotros, los escritores, los blogueros, los aficionados al ruedo de la palabra ya hemos cambiado. Son ellos "los gigantes editoriales" los que deben cambiar.

    Eso sí parto una lanza grande por las editoriales de culto, pequeñas empresas que también hacen de todo, de libreros, de vendedores, de escritores, de prologuistas de marketineros...
    En una palabra, te toca hacer de todo, así nosotros te disfrutaremos más.
    Abrazos que te debía lecturas y visitas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy poniendo el café, amigo... Tú lo has dicho y lo comento en la anterior respuesta: las editoriales independientes. Creo que ahí debería estar el futuro aunque, me temo, los grandes monstruos no lo van a permitir. Pero habrá que lucharlo y es también una obligación de nosotros, los autores, empuñar el boli...
      Quedamos emplazados a ese coñac (yo prefiero un pacharán, si puede ser) y así te agradezco en persona las palabras que dedicas a mi casa... que, viniendo de donde vienen, para mí tienen mucho valor.
      ¡Abrazos!

      Eliminar
  10. Hola Luis... lo que tienes que hacer es anunciar que vendes solo 10 ejemplares... y que cada uno cuesta 1.000.000 de euros... fama asegurada y coleccionistas enloquecidos en busca de tu libro ;-)
    Muchas gracias por tu apoyo cuando me marché
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va, te reservo uno, Mela. No te preocupes, que a ti te quitaré los ceros...
      Me alegro de que hayas vuelto con tus entregas del Clan Teodoro-Palacios y no tienes por qué darme las gracias, solo correspondo con tu atención hacia mí.
      ¡Un besazo y mucha suerte con tu segunda parte del Clan!

      Eliminar
  11. Comparto letra con letra e idea con idea lo que dices, hermano. El problema surge, cuando a las pequeñas-medianas editoriales les entra el vértigo mediático. Quiero decir: el editor/a solo apuesta a caballo ganador (en la gran mayoría de los casos, ojo) y si no tiene entre sus manos un producto cuyos beneficios no le vayan a asegurar ganancias sustanciales, ay, recula, se encoge, se esconde detrás de la puerta y ¡zas! si te he visto, no me acuerdo. Menos mal que, para mantener viva la llama de la ilusión, aparecen autores como un tal Luis Miguel Morales. Su media naranja literaria le espera detrás de cualquier esquina. Seguro. Sin ninguna duda. Muás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hermana, que tu cuñada se va a mosquear como se entere de lo de la media naranja! Je, je. Para que eso no ocurra, mejor que te la encuentres tú. Aunque Kafeto... Bueno, como no son celosos ninguno de los dos, nos comemos la naranja a medias y ya está. Quedamos para ir a la frutería.
      Muases.

      Eliminar
  12. Te doy Totalmente la razón en tu escrito crítica-protesta.
    Creo que el escritor o cualquier artista debería dedicarse a su Inspiración y su actividad Literaria y dejar el resto a los Profesionales que, supongo, para algo estarán en el asunto de Marketing y demás.
    La Inspiración y sus corrientes en "catarata" hay que aprovecharlas en su Justo y Preciso Momento...No cuando estipulen o quieran elementos externos y artificiosos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Pienso en efecto que el respaldo de un sello editorial importante, puede lograr el que las librerías no escondan la obra. Tengo tres libros publicados el último "posguerra y más" novela; poseo otros dos manuscritos de novela el primero "Lo Aparente", que he solicitado la publicación en alguna editorial de Prestigio sin éxito, y la segunda "Un paseo por la vida" recién acabada, y que no he enviado a nadie. La paciencia es necesaria en la creatividad y lo acepto, aún sabiendo que con una edad avanzada el tiempo es reducido, pero el placer que me produce dar vida a los personajes, e introducirlos en las vivencias de cada época con su forma original de percibir, y desenvolverse, ya es una recompensa.

    ResponderEliminar