Aquí puedes leer o bajarte La sombra de las horas

domingo, 1 de mayo de 2016

Microcrónica de una tarde de Jam en Muga



La palabra micro nos habla de algo muy pequeño. Además, también da nombre al aparato que transforma las ondas sonoras en corrientes eléctricas para su amplificación. La tarde del 20 de abril, en la librería Muga, se entrelazaron estos dos significados y disfrutamos de microrrelatos y poesía  (literatura muy pequeña en cuanto a extensión, aunque infinita…) mientras se transformaban las ondas sonoras, no en corrientes eléctricas, no, en corrientes emocionales. La calidad de los microrrelatos ganadores y finalistas de las dos primeras ediciones del Certamen de microcuentos Vallecas Calle del Libro, leídos en gran parte por sus creadores, hizo posible este fenómeno. Acompañados por la voz y la presencia de la escritora, y editora de Playa de Ákaba, Noemí Trujillo, leímos y escuchamos y, en la última media hora, estuvimos muy atentos a los microrrelatos y poesías que nos leyeron un apreciable número de los asistentes al evento. Una vez más la librería Muga se convirtió en nuestro microhábitat cultural necesario. 

jueves, 21 de abril de 2016

Generación Subway en Getafe

SI TE GUSTA LEER TIENES QUE VENIR A ESTE ENCUENTRO.
Escritores de toda España nos acompañarán el 23 de abril, el día del libro, a partir de las 12 de la mañana, para homenajear a Shakespeare y a Cervantes con sus textos.
Acto apto para todas las edades.
Entrada Libre y Gratuita

con LORENZO SILVA, NOEMÍ TRUJILLO, MARTA ABADÍA, CARMEN ARCHE, ISABEL DIONIS, IVÁN BAEZA, MARGA CANCELA, ÁNGEL LARA, LUIS MIGUEL MORALES, ISABEL DEL RÍO, MARÍA DOLORES RUBIO DE MEDINA, JUAN MANUEL SÁNCHEZ MORENO, DANIEL SARASOLA, ELENA GONZÁLEZ, SERGIO PARDO, DAVID DE LA TORRE, CONCHA MORALES, JUAN SORIA, LUISA GIL, MANUEL DE MÁGINA, JAVIER RODRÍGUEZ ALCAYNA, CARMEN GARCÍA NAVARRO, PAZ MARTÍN POZUELO, ANDRÉS J MORENO, PEDRO S JACOMET, EDUARDO S AZNAR, SANDRA OVIES, TERESA OTEO, FRANCISCO LÓPEZ, INÉS LÓPEZ, ENRIQUE E DE NICOLÁS, ALBERTO PÉREZ CASTELLANO

lunes, 14 de marzo de 2016

Apenas lucidez se presenta en El Atelier Café de la Llana entre lunas, barcos y aviones



Lunas, barcos y aviones escribieron la tarde de un 11 de marzo en Madrid, en el Atelier Café de la Llana, y la versificaron para que ese recuerdo tan negro que ese mismo día de hace unos años se apoderó de nuestra ciudad, de nuestros barrios, recibiese la compañía de otro recuerdo, de un recuerdo que, en mi caso, y aún siendo tan perezosa mi memoria, ha dejado una luz que perdurará siempre.

Noemí Trujillo, editora de Playa de Ákaba, comenzó la presentación de Apenas lucidez con, entre otras, estas palabras de su prólogo, prólogo que abre el poemario, …ya desde el oxímoron de su título este poemario se define como un claroscuro, un contraste de luces y sombras…, y así recorrimos ese paseo de sesenta minutos de poesía, algo de prosa y amistad. La mejor imagen de la tarde encabeza esta entrada; he querido dar ese lugar preeminente a los protagonistas de la velada, a vosotros, a vuestro impagable cariño. A las flores que colmaron el Atelier,
Búscame en un campo sembrado
de letras.
Búscame entre sus flores.

En este campo de miles de milímetros cuadrados aparecieron por sorpresa los Julios,algo dolidos conmigo por pensar que les había olvidado. Solo espero que les quedase claro que eso nunca ocurrirá, que su presencia (lamento que crean que son un personaje que pasea por mi blog, cuando yo sé que no son un personaje, que son una persona…) siempre estará a mi lado.

Me ayudaron a que descansase mi garganta, ante la posibilidad de que se quebrase, mi tropa familiar siempre dispuesta a encontrar un hueco a mi lado. Y amigos poetas también pusieron su granito de arena.



Y navegaron barcos, volaron aviones y las lunas dieron vueltas y vueltas por sus órbitas alrededor nuestro, sin parar. Es posible que una de ellas me atrapase en alguno de sus cráteres y aún esté yo girando en torno a la tierra, o si no a qué se debe este estado de ingravidez en el que me encuentro…






Me lo volvió a repetir Julio, ...cada día que pasa estoy más tiempo al otro lado de los espejos. Aquí se está muy a gusto…, y, añadiría yo, desde el reflejo se comprende mucho mejor la vida. Esta vida que nos devolvió de la penumbra de la felicidad de una tarde de poesía y de amigos, a la penumbra de la soledad compartida por las velas que iluminaban recuerdos a las doce de la noche en el pasadizo de la estación de Cercanías de El Pozo. La vida y la poesía continúan.

martes, 1 de marzo de 2016

BASES del III Certamen de microcuentos Vallecas Calle del Libro (edición 2016)

Ya nos podéis enviar los microrrelatos para participar en la tercera edición del Certamen de microcuentos Vallecas Calle del Libro. Un año más en sus dos modalidades: Residentes en la Comunidad de Madrid y Residentes en el resto de España. Afilad las plumas, o las teclas, y a participar. En esta edición se nos han unido dos nuevos patrocinadores, Vallecas Va y Cruz Blanca Vallecas y como novedad para los finalistas y ganadores la oportunidad de disfrutar, previo al acto de entrega de premios, de un "cocido literario" gracias a nuestro nuevo patrocinador, Cruz Blanca de Vallecas. Un cocido premiado y un premio para los que lleguéis hasta el final. Estamos preparados para disfrutar de vuestras historias.

A continuación os copio las bases, que también podréis encontrar en la web de Vallecas Todo Cultura


BASES del III Certamen de microcuentos Vallecas Calle del Libro (edición 2016)

1.    Los microrrelatos serán de tema libre, con la única condición de que en ellos aparezca la palabra barrio, y con una extensión máxima de 200 palabras, título incluido. Cada escritor solo podrá enviar un microrrelato a la dirección de correo electrónico certamenvallecastodocultura@hotmail.com.
En el asunto debe figurar exclusivamente: III Certamen de microcuentos Vallecas Calle del Libro. En el cuerpo del mensaje solo debe escribirse si se opta a la modalidad de “Residente en Comunidad de Madrid” o a la de “Residente en resto de España”.
Se adjuntarán dos archivos, uno de ellos nombrado con el título del microrrelato participante, y que lo incluya,  y otro nombrado con dicho título y la palabra plica a continuación. En este segundo archivo se incluirán los datos personales del participante: Nombre y apellidos, teléfono móvil y dirección de correo electrónico.
Los textos serán originales, inéditos en todos los medios y/o soportes (incluido Internet). No pueden haber sido premiados en ningún certamen anteriormente.
No podrán presentarse a la edición de este año 2016 los dos ganadores de la edición 2015 del certamen.

2.    Se establecen dos modalidades: Residentes en Comunidad de Madrid y Residentes en resto de España. Sin límites de edad ni nacionalidad.
Los dos ganadores formarán parte del jurado en la edición del siguiente año.

3.    La convocatoria queda abierta a partir del día 1 de marzo de 2016 y se cerrará el día 15 de mayo de 2016, ambos inclusive.

4.    La mecánica para la elección del ganador de la modalidad “Residente en Comunidad de Madrid” será la siguiente:
El jurado elegirá entre todos los microrrelatos recibidos para esta modalidad cinco finalistas que deberán estar presentes en el acto que se celebrará en la Librería Muga (avda. de Pablo Neruda, 89), el día 26 de mayo de 2016 a las 19:00 horas. En ese acto se dará a conocer el nombre del ganador o ganadora, procediéndose  a la lectura  de todas las obras finalistas y a la entrega de premios. Si en el momento de comunicar la condición de finalista, este no pudiese acudir al acto, deberá nombrar a un representante o, de lo contrario, se entenderá que renuncia al premio. En esta misma fecha, con anterioridad a este acto, y por cortesía del chef  Antonio Cosmen, nos reuniremos junto a los finalistas del certamen alrededor de su famoso Cocido Madrileño, avalado por la más alta puntuación otorgada por el prestigioso “Club de Amigos del Cocido”, en la “Cervecería Cruz Blanca Vallecas”, calle Carlos Martín Álvarez, 58. Esta comida literaria comenzará a las 15:00 horas.
5.    La mecánica para la elección del ganador de la modalidad “Residente en el resto de España” será la siguiente:
El jurado elegirá el  microrrelato ganador, comunicándoselo posteriormente al autor o autora de la obra.

6.    Premios.
Modalidad “Residente en Comunidad de Madrid”
Ganador: Diploma, un lote de libros y un vale de 50 euros a canjear en la librería Muga.
Segundo clasificado: Diploma y un lote de libros.
Tercero, cuarto y quinto clasificados: Diploma y 3 libros.

Modalidad “Residente en resto de España”
Ganador: Diploma y un lote de  libros.

7.    Jurado.
El Jurado estará constituido por: Manuel Rico en representación de Bartleby Editores, Pablo Bonet en representación de la Librería Muga, Concha Morales en representación del grupo literario Poekas, Cástor Bóveda y Luis Miguel Morales en representación de Vallecas Todo Cultura, Roberto Blanco en representación del periódico Vallecas VA y los dos ganadores de la edición anterior del certamen, Fernando González del Hierro Cilla y Sandra Monteverde Ghuisolfi.


8. La participación implica la aceptación plena de las presentes bases.






sábado, 20 de febrero de 2016

Presentación en Madrid de Apenas lucidez


El astillero clandestino, que de vez en cuando aparece por mi habitación, está a pleno rendimiento. Porque si la poesía siempre debe ser secreta, oculta a cualquier ley que intente dirigir sus sentimientos, los barcopoemas, que cruzarán los mares para encontrarse con vosotros, también tienen la obligación de permanecer escondidos mientras se construyen. Luego, el 11 de marzo, surcaremos juntos por las aguas templadas del Atelier Café de la Llana. Os espero. Y tendréis que estar atentos, muy atentos, porque no solo navegaran los versos, no, quizá también los encontréis surcando por ese viento colmado de amistad que siempre revolotea por el Atelier de Enrique. Sigo trabajando, aquí, en mi taller, en mi alcoba, para vosotros. Nos vemos en poco menos de tres semanas.

Búscame entre acordes de luna y de viento,

y de mar…

lunes, 18 de enero de 2016

Presentación poemarios y homenaje a Miguel Hernández en Getafe



El sábado pasado por la mañana, en Getafe, gracias y junto a Noemí Trujillo, editora de Playa de Ákaba, mis compañeros de letras y editorial, Felipe Sérvulo, Paz Martín-Pozuelo, Miguel Hernández García, y yo, participamos en un homenaje a Miguel Hernández. También se presentaron en sociedad los poemarios recién editados (Playa de Ákaba) de cada uno de nosotros. Un acto más y un día más en el que la poesía me da más y más fuerzas para seguir explorando nuevos sentimientos y nuevos caminos en este mundo de letras en el que vivo. Una mañana que comenzó con poemas de Miguel Hernández, y con un acercamiento personal a él y su poesía de cada uno de nosotros. Este fue el mío:

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Sonreír con la alegre tristeza del olivo

Sonreír con la alegre tristeza del olivo.
Esperar. No cansarse de esperar la alegría.
Sonriamos. Doremos la luz de cada día
en esta alegre y triste vanidad del ser vivo.

Me siento cada día más libre y más cautivo
en toda esta sonrisa tan clara y tan sombría.
Cruzan las tempestades sobre tu boca fría
como sobre la mía que aún es un soplo estivo.

Una sonrisa se alza sobre el abismo: crece
como un abismo trémulo, pero valiente en alas.
Una sonrisa eleva calientemente el vuelo.

Diurna, firme, arriba, no baja, no anochece.
Todo lo desafías, amor: todo lo escalas.
Con sonrisa te fuiste de la tierra y del cielo.

A mis 14 años, y como tantos jóvenes de mi generación, mis ojos lloraron con sus nanas de la cebolla y la voz y la música de Serrat. La poesía de Miguel siempre trató de enfrentarse a la tristeza de esa época que le tocó vivir, de luchar contra ella, por eso os he querido leer un soneto suyo que, creo, es un fiel reflejo de esa lucha que, para nuestra desgracia, acabó llevándoselo.
… Y solo un apunte más: Cuando Noemí nos pidió que construyéramos un puente entre nuestra poesía y la de Miguel Hernández, para este homenaje que hoy compartimos, recordé unas palabras de Pablo Neruda sobre él:

Pablo Neruda de Miguel Hernández: “Me contaba cuentos terrestres de animales y pájaros. Era ese escritor salido de la naturaleza como una piedra intacta, con virginidad selvática y arrolladora fuerza vital. Me narraba cuán impresionante era poner los oídos sobre el vientre de las cabras dormidas. Así se escuchaba el ruido de la leche que llegaba hasta las ubres, el rumor secreto que nadie ha podido escuchar sino aquel poeta de cabras.”

Esto dijo Neruda de Miguel, y este es el puente que desearían cruzar mis poemas algún día, por eso cuando los escribo coloco mis oídos sobre el vientre de las cabras dormidas y estoy muy atento al ruido de la leche al llegar a las ubres, por si logro escuchar ese rumor secreto; aunque ellos, mis poemas, y yo, sabemos que solo él, Miguel, podía descifrarlo.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Y la mañana también escuchó alguno de nuestros versos:
Y el armario vacío, sin ropa para cambiarnos
para salir mañana por la mañana
cuando luzca el sol y nos reciba Barcelona.

Fuimos demasiado valientes
al olvidarnos de que alguien
tendría que pagar la factura del atardecer.

En los mercados hay voces
que cuelgan como los trapos
que pregonan derrotas , amores y desengaños.

Mis poemas sueltos callan
y pesan con su gesto.
Las montañas se fueron.

Encontré cinco gramos de tu alma
en la despensa, entre el arroz y el café,
en un sobre sin nombre.

Cinco poemarios que están a vuestra disposición en la web de Playa de Ákaba. Y que si solicitáis alguno de ellos hoy o hasta el día veinte, llegará a vuestra casa sin gastos de envío, al precio de 9,50 euros. Tenéis poesía para elegir.


Getafe y su Biblioteca Central (Antigua cárcel) me han conquistado, el calor de la gente que vino a acompañarnos ayuda, y mucho, a pasar los fríos del invierno. Muchísimas gracias.

viernes, 1 de enero de 2016

Aunque sabes



Aunque sé

que los días no se rompen

buscaré una mínima parte

escudada en algún rincón del salón.


Aunque sé

que el alcohol y las burbujas

no son mar

me sumergiré en él

hasta que el último soplo

de mi cuerpo reconozca sus preguntas.


Aunque sé

que las venas echan raíces

ya no espero

aguardaré a que mañana

el tictac vuelva la esquina.

lunes, 14 de diciembre de 2015

Tu voz en la ciudad


Del prólogo de Noemí Trujillo en Apenas lucidez:
Y, sin embargo, aunque no existe nada ideal, aunque todo es absolutamente distópico, existe una conexión que une a Luis Miguel Morales con algunos de los poetas del Siglo de Oro. Y ese vínculo lo encontramos en el precioso poema Tu voz en la ciudad y en concreto en los versos: «También sé que este aire que aún guarda/ porciones microscópicas de tu piel/ no existe tras esa línea».

Tu voz en la ciudad 


No encuentro tus ojos.

Hoy recorrí la ciudad de punta a punta,

llegué hasta ese borde que ellos llaman horizonte

y tanto miedo me da. No.

Sé que es imposible caerse,

que no hay otro lado de la línea, que no hay línea.

También sé que este aire que aún guarda

porciones microscópicas de tu piel

no existe tras esa línea.

Por eso el miedo, por eso paré y volví,

y volví y volví a parar.

Sin cruzarme con uno solo de tus cabellos.

No recuerdo el color, aunque lo tuvieron.

Y tus ojos también.

Tu voz aún se escucha en mis oídos, potente,

como si quisiera dejarme muy claro

que fui yo el que la hizo callar.

Nunca te dije que fueron ellos, no me atreví.

Nunca tuve el valor de decirte

que había pensado desobedecerme, desobedecerles.

No lo hice.

Por eso hoy te busco en mi ciudad

aunque tú te marchaste de aquí hace tiempo.

Y te llevaste mis labios.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Te puedes hacer con un ejemplar aquí.

martes, 17 de noviembre de 2015

Apenas lucidez, ya a la venta

Hombres

No os engaño, creedme,
los hombres sí lloran.
También leen versos de amor
a las doce de la noche.
Incluso se atreven a cantar
a los mares poemas de rima asonante
desde la proa de un buque de guerra.
Os lo aseguro.

Sí, y os puedo asegurar también que los hombres se emocionan cuando ven cómo una criatura a la que ellos han dado forma sale a la luz. Es mi caso, por eso os lo puedo asegurar… Acaba de salir en pre-venta mi primer poemario, Apenas lucidez, bajo el sello de la Editorial Playa de Ákaba.  Gracias a su equipo editorial y, muy especialmente, a la editora y poeta Noemí Trujillo, mis relatos y microcuentos se sienten ahora más acompañados. Un paso más… Si deseáis haceros con un ejemplar solo tenéis que acceder a este enlace: http://playadeakaba.com/?q=libros-en-preventa, y para Navidad estarán mis poemas en vuestra casa.
Otro día os contaré más secretos de este otro camino que un día apareció ante mí: la poesía. Ahora os dejo con una parte de las palabras de Noemí (¡gracias!) que prologan mis poemas:

Ya desde el oxímoron de su título este poemario se define como un claroscuro, un contraste de luces y de sombras: los árboles del parque frente al ruido y el polvo de la ciudad, el sexo frente al amor, el amor frente a la ausencia, el amor y el odio, la mañana y la noche, la lluvia y el cielo despejado, la razón y la locura, la vida y el suicido, la tierra y el mar. Paralelismo tras paralelismo mientras el poeta fija su mirada y su pluma en todo lo que le rodea.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Recital en A Vallecas en Verso




Vallecas



En mi barrio hasta el color es distinto,

o las voces de los niños ahí abajo,

o el rodar impertinente de los neumáticos, o las prisas.

En mi barrio los cuadrados repetidos, simétricos, anodinos,

observan entre ladrillos el verdor de hojas de mar.

Porque hay mar, hay un océano de amplias avenidas,

arroyos,

ríos que transitan por las calles.

En mi barrio

los transatlánticos aparcan dos pisos más abajo de la alcoba,

no hay papeles ni sin papeles,

las ilegítimas son las fronteras

y el vencido siempre gana la partida al vencedor.

Hombres negros, mujeres negras,

hombres, mujeres.

Personas.

En mi barrio

los poemas no aguardan al poeta en la sombra, esperan al sol,

las palabras caminan despreocupadas por las aceras

sin temor al barrote de hierro y hormigón

ni a susurros que las puedan ocultar.

En tu barrio, en nuestro barrio,

el horizonte traza una línea infinita,

inalcanzable.

domingo, 1 de noviembre de 2015

A mis dedos


A mis dedos



Han decidido entre todos

(lo escuché esta noche, mientras ellos creían que dormía)

negarse a señalar el camino correcto,

taponar las veces que estimen oportuno

cualquiera de los dos orificios de la nariz,

encogerse los demás para dejar solo, y firme, al corazón

(cuando ellos lo crean necesario),

acariciar, unidos a la palma de la mano, las pieles sinceras,

apretarse con fuerza,

no para atacar, no,

para dejarme bien claro que siempre estarán juntos,

para hacerme comprender, por fin,

que también forman parte de mí,

Y es que siempre me costó hacerles entender

que dos y dos son cuatro.

martes, 27 de octubre de 2015

En los bolsillos de mi chaqueta



Lo encontré una mañana que un gato callejero pretendía arañar su amarillo

y él temblaba acurrucado bajo las ruedas de un coche. Asustado.

Me contó cómo cayó de esa nube sobre la que pensaba descubrir el horizonte.

Desde entonces, lo guardo en el bolsillo derecho de mi chaqueta.

No calienta, da luz o me habla,

y a veces, incluso me dice lo que debo hacer.

Si el chaval que se sienta frente a mí, en el tren,

no baja sus pies del asiento que quedó vacío a mi lado,

lo lanzo al techo del vagón y ordena a mi sombra que lo riña

mientras yo continúo algún primer verso o, simplemente,

espero a que llegue la siguiente estación.

Otras veces, se coloca sobre mi hombro y me avisa:

No, hoy no toca llorar; y no me pidas tu sombra, ¿qué quieres?,

¿esconderte de nuevo en mi luz?

Cuando, adrede, no escucho su voz, se apaga. Enfadado.

Cada día que pasa más lo necesito, aunque, a veces, sin saber por qué,

lo cubro con la nube que guardo

en el bolsillo izquierdo de mi chaqueta.