Donde todos

Donde todos
A la venta en espacioulises.com

viernes, 1 de noviembre de 2013

Inhumano



Inhumano


Indignante. Sí, esa es la palabra: indignante. Subí al vagón. Encontré un asiento vacío y me tiré en plancha. Un lunes a las siete de la mañana no está hecho para ir repartiendo educación. Estaban enfrente de mí. Al principio, casi apetecía oírle decir esas cosas. Un poco cursis para esas horas; empalagoso. Pero agradable. Aparté la vista de la pantalla de mi móvil y procuré que no se diese cuenta de que veía cómo la acariciaba. Sus dedos la recorrían entera. Con mimo. Seguía diciendo palabras cada vez más “tiernas”. Hasta que, de pronto, su semblante cambió. La miró con odio. Y fue cuando comenzó a proferir insultos hacia ella. Me quedé inmóvil, atónito, sin saber qué hacer. Solo pude levantarme e ir hacia la puerta de salida. Al pasar a su lado miré de reojo a la pobre tableta manoseada con desprecio entre sus manos. Me pareció verla llorar.


Micro presentado por Román al primer certamen de microrrelatos del blog de informática Mercado Actual.  

11 comentarios:

  1. Muy bueno y con cierto grado de realidad, esas tabletas siempre están por todos lados y nos acompañan alla donde vayamos, son tan manejables y dociles que invitan al manoseo, sabiendo que detrás de ellas se esconde alguna historia de amor.
    Besos .
    Puri

    ResponderEliminar
  2. Una vida virtual que no deja de ser real, muy bueno :) La tableta me ha dado pena también. Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Cómo me has engañado! Y sí, estos aparatitos, igual se quieren, igual se odian... Pobres...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. jajaja, hasta pensé que hablabas de chocolate… !que adictos, haylos¡
    No te pasa, que creemos que son humanas? sin ir más lejos, yo de mi portátil digo, que es muy intuitivo…. ejem ejem
    Me gustó tu entrada.
    Un megabeso

    ResponderEliminar
  5. Amor y odio, esa fina línea que se cruza demasiado rápido y sin darse uno ni cuenta. Muy bien llevado tu relato casi como tú, me pareció ver cómo lloraba esa tablet entre las manos de su dueño y señor.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Román... muy buen relato... a mí también me has engañado ;-)

    ResponderEliminar
  7. Me has engañadoooo Jejejej... Yo me imaginaba a una chica!! Muy bueno. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Tableta no tengo (de chocolate sí, bien sûr jeje) pero mi relación con el portatil es la misma jajaja Amor-odio total
    Muy bueno el suspense.
    Besotes, LuísMi

    ResponderEliminar
  9. Me has dejado "bloqueado"... en off.
    Precioso Relato.
    ¡¡¡Gracias por siempre Estar y Ser!!!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Que no era mi intención engañaros! Je, je. Muchas gracias por pasar y dejarme vuestro comentario. ¡Besazos!

    ResponderEliminar
  11. jajajajajaj, casi que me creo que era otra cosa!! mejor asi ! besos y muyyy feliz año nuevo !!!

    ResponderEliminar