Donde todos

Donde todos
A la venta en espacioulises.com

martes, 6 de noviembre de 2012

CUENTO-PRESENTACIÓN DE "LA SOMBRA DE LAS HORAS" EN TORREMOLINOS.


Érase una vez veinticuatro historias de papel…

…Así podría comenzar este cuento si fuese inventado; pero no lo es. Y seguiría…

…que esperaban, y esperaban, y esperaban, la llegada del Amanecer de aquel día, del día del Reencuentro, de su fiesta, del baile con el que  soñaban hace mucho, mucho, en los principios de El Tiempo

Nunca he creído en los fantasmas, ni en los cuentos de hadas, pero cuando observo el movimiento de La sombra de las horas, siempre al lento y despreocupado compás de las manillas del reloj, los veo por todas partes, las veo por todas partes; y es cuando pienso en De cómo perdí el presente y si alguna vez llegaré al Punto final. Y es cuando creo en este cuento…

…por Las cartas que habían recibido el día anterior, una para cada una, veinticuatro cartas, sabían del lugar exacto adonde tenían que acudir: al término del sinuoso camino que iluminaba, en su final, El castaño milenario.  Todos lo conocían, allí estaba, majestuoso, a pesar de los años, 5084 contaban, que lo contemplaban. Y, al tropezar con la última piedra del camino, El muro. El muro que resguardaba el palacio, un edificio de nata y fresa, regio, desafiante por sus dimensiones y cálido por sus formas…

Nuestra película, perdón, nuestro cuento, y lo digo así porque ya es mío y de todos vosotros, me recuerda a las noches que Mi padre me susurraba al oído historias que él me decía leía En el limbo de la Libertad, porque, en los días que vivió, no la podía encontrar de otra manera…

…se decidieron a atravesar El puente que, salvando el oscuro foso protector del edificio, les dirigió a la grandiosa puerta de metal y maderas nobles. Permanecieron unos instantes, quietas, hipnotizados sus ojos ante ella. La puerta se abrió y fueron recibidas por un grácil Arlequín de cuidadas maneras y vestimenta de vivos colores que, con una sutil reverencia, les ofreció el inmenso salón que, presidido por una interminable escalera tapizada de púrpura, se presentaba ante ellas. Miraron a uno y otro lado, absortas, el decadente lugar. En la pared de su izquierda, un hermoso cuadro, de marco desvencijado, lo ocupaba todo. En su parte inferior, se podía advertir la siguiente leyenda: Fotografía de mujer con los pies desnudos.  En la de la derecha, nada, desnuda, el gris ajado de una pasada pintura; y letras, palabras, una frase apenas legible: La inapreciable ausencia de Liberto. Emergiendo del techo, la lámpara, la araña negra de múltiples brazos que apenas dejaban ver la techumbre; finos, mezclados el óxido y el azabache. En cada una de las puntas de sus infinitos miembros, la cera de una vela ya consumida, sin luz. Salvo en una. De aquella desolada punta colgaba una Muñeca rota, una muñeca que enseñaba su cara, su preciosa cara de porcelana atravesada por una lágrima, solo una…

…Lo que os estoy contando lo hago desde mi rincón favorito de este local, ByMe PUB, al que me acerco cada vez que puedo. La pantalla de 42 pulgadas del otro extremo de la sala proyecta imágenes del reciente Samhain. La miro de vez en cuando. Y continúo…

…Una historia, la más pequeña, se separó de las otras y se dirigió hacia la mesita de tres patas que descansaba sobre la pared, debajo del cuadro. Recogió un libro que reposaba sobre ella. Diario de un hombre mortal. Leyó el título de la portada y, sin que nadie la viese, lo guardo entre sus ropas, volviendo al lado de sus hermanas.

De repente, los ventanales de la estancia se abrieron de par en par dejando que el sol iluminase todos los rincones. Sonaron las fanfarrias y, en lo alto de la escalera, surgió la figura alada de Cupido. En su mano izquierda sostenía un dorado y brillante arco. Su mano derecha asía una flecha de punta de oro. Levantó los brazos hacia el cielo y toda la sala recuperó su olvidado esplendor.

Nuestras historias vieron, aún sin reponerse del todo de lo sucedido, cómo, a sus pies, veinticuatro zapatitos plateados reclamaban su atención. Y cómo, en lo alto de la, ahora, deslumbrante sala, repleta de príncipes y princesas bailando al son de una evocadora música, apareció un reloj. Un reloj desposeído de horas…

…Esto era, y es, un cuento. Y los cuentos siempre, siempre, tienen final feliz. Y este con más razón. Se me hace tarde, voy a ver si me cobra Byron. Que tengo que ir a preparar las maletas para Torremolinos. Os lo tenía que haber dicho al principio, lo sé, pero como no ha sido así, lo hago ahora: ¿cómo se llama el cuento? Índice.
¡Ah! ¡Se me olvidaba!...

…Y colorín, colorado, este cuento no se ha acabado…

…¡Nos vimos en Torremolinos! ¡Gracias a todos por acompañarme!


20 comentarios:

  1. ¡qué bonita presentación! Román, ¡quiero leerlos YA!
    ¡qué te vaya todo estupendamente en Torremolinos!

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. ¡OOOOo0o0o0o0o0ohhhh! Pues si esto es la invitación... ¡cómo será la PRESENTACIÓN! Me voy corriendo a encargar mi gargantilla y mis pendientes de 116 quilates... y mi tocado de Coco Chanel. Y mis zapatitos de cristal. Muássss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ais!! (suspiro de niña tras el cuento) :) tengo el traje en la modista para los últimos retoques y los zapatitos plateados, menos mal que este cuento no se ha acabado!!
      Besillos

      Eliminar
    2. ¡¡Marilú, que no se te olviden las joyas de 116 quilates. Acuérdate de que el protocolo obliga a ello!!

      Eliminar
  3. Una invitación rutilante, prólogo del gran éxito que va a tener tu Presentación en ese Lugar que es todo uno: Torremolinos, Marbella, Benalmádena, Fuengirola, Mijas...Málaga. Tu Libro va a lucir como el Sol de esta maravillosa Tierra...y para celebrarlo, un espeto con manzanilla a la orilla del Mar y de la arena negrita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Original presentación e invitación, ya me gustaría a mi poder ir a Torremolinos. Suerte y un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me han dicho que de forma subliminal (al norte), se consigue muchas veces (al norte) mas éxito (al norte).
    ¿Tú qué opinas (al norte)?

    Suerte, ya nos contarás
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí no me importaría nada, nada ir (al norte) a otra presentación, que la maleta ya la tengo educada (al norte) y Kafeto da brincos de alegría. Firmado: una espontánea.

      Eliminar
  6. Qué maravillosa invitación, la mejo que he leído en mi vida. Me encantaría estar por allí, pero me resulta imposible; sin embargo, estoy segura de que mis buenos deseos podrán cruzar el charco.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Solamente por el hecho de ir acompañado y acompañando a "La Sombra de las Horas" ya te tienes que sentir feliz en la aventura de las letras, la mejor de las magias. Que tengas mucha suerte, pero, como te he dicho otras veces, la suerte es haber escrito el libro con trabajo e ilusión. Orgullosa estoy de tenerlo !!!

    ResponderEliminar
  8. He llegado aquí guiada por tu hermana Koncha que es un encanto.
    ¡Y me ha gustado mucho conocerte! He visto tu vídeo, te deseo mucha suerte en Torremolinos. Me pilla lejos, no voy a poder ir. Pero, por supuesto, procuraré hacerme con tu libro de relatos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Preciosa invitación! Como dice tu hermana, si esto ya es la invitación, cómo va a ser la presentación! Y lo que más me gusta es que este cuento no se haya acabado. Que aún tiene muchas páginas que llenar.
    Besotes!!! Y muchísima suerte!!!

    ResponderEliminar
  10. ¡Quiero ir!

    Lástima que esté tan lejos, porque con este cuento que has escrito para presentarla, dan ganas de no perdérsela. La pena es que Torremolinos me pilla lejos :(

    Suerte, éxito, felicidad y todas las cosas buenas que se te ocurran.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Un cuento-invitación precioso que espero que solo sea un anticipo de la magia de la presentación.
    Estoy segura de que este nuevo capítulo será tan positivo y exitoso como los anteriores. Espero que todos lo disfrutéis muchísimo y vuelvas con la maleta vacía de libros y llena de emociones.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  12. Fantástica invitación como lo es tu libro. De nuevo suerte por esas tierras, y que sigan y sigan la presentaciones por todos los rincones de España.
    Siento no poder estar esta vez.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. ¡Felicitaciones por el libro y por lo que acabo de leer auguro un gran éxito. Si fuera posible ..., si la distancia no se impusiera, allí estaría, disfrutando y prolongando aplausos. Saludos cordiales de la Sociedad Argentina de Escritores Filial Villa María- Córdoba.

    ResponderEliminar
  14. Preciosa invitación!!! Ojalá Torremolinos cayese un poco más al norte...
    Besos y mis mejores deseos!!

    ResponderEliminar
  15. Por supuesto que este cuento no ha acabado, solo acaba de empezar no hay más que ver las ganas y la ilusión que le pones y como dice el refrán: "El que la sigue la consigue" Un beso muy grande para ti y todos tus compañeros.

    ResponderEliminar
  16. Tenemos casi hecha la maleta. Y han entrado todos vuestros comentarios... ¡Me los llevo!
    ¡Muchas, muchas, muchas gracias por estar ahí!
    ¡Millones de besos y abrazos!

    ResponderEliminar
  17. Y yo te digo "Muchas, muchas gracias por el libro que me acaba de llegar" (¡¡qué rapidez!!) Bueno... me puse tan pesada jajaja

    Y ahora, ya tomado el café, bien instalada en mi sillón... ¿adivinas lo que voy a hacer? :) Pues sí... sumergirme en estas páginas que voy a descubrir poco a poco, saboreándolas como se hace con el helado de chocolate con menta ;)
    Lo miro y... esta portada ¿qué te voy a decir?...
    Lo abro y... empieza por tu dedicatoria tan cariñosa. Muchas gracias de nuevo.
    Paso la página y... leo una frase que comparto plenamente.
    Y...
    Y ya os dejo: el libro me llama.
    "La radio comienza a contarme cómo está la mañana..."

    Y.... (ya no estoy para nadie: estoy leyendo)

    ResponderEliminar