Donde todos

Donde todos
A la venta en espacioulises.com

jueves, 2 de agosto de 2012

LAS VIDAS DE JULIO


SOY ASÍ DE RARO

Ayer tuve un día “raro”. Uno más. Últimamente me sobran… Me dio por pensar en la moneda única. Y en la prima de riesgo. Sí. Qué original estuve…

La única moneda que manejaba en mis pensamientos era la de los besos: ¿Me da un kilo de patatas? ¿Cuánto es? ¿Tres besos? No ha subido mucho… Bueno, se lo pago, aunque casi preferiría esperar a mañana. Esto se lo dije por ver si la inflación iva (perdón, iba, en que estaré yo pensando) para arriba… Me daba lo mismo que fuese chico o chica el vendedor, mis besos eran castos, en la boca, pero castos.

La prima de riesgo eran los abrazos. Si pasaba de 500 se daban menos abrazos. Se usaba para las operaciones de más enjundia: las hipotecas, las exportaciones, las transacciones a partir de una cierta cantidad de besos. No lo entendía muy bien, pero era lo que habían decidido en la última reunión del Banco Central Europeo. Los alemanes, por supuesto…

-¡Julio! Ya va siendo hora…

-Sí, ya apago la luz.

¡Qué pesada! Si no molesto a nadie… Sigo contándoos. Me diréis: ¿y el ibex? La sonrisa. Estaba a un nivel muy alto, casi al de carcajada. Y la macroeconomía era el sexo. Pero de esto os hablo otro día, que tengo que apagar la luz si no quiero llevarme una bronca…

Ya solo os contaré que, después de tanto darle al “coco”, necesitaba aire fresco. Salí al jardín, la noche me llamaba desde aquel banco. Atravesé por el camino de la derecha, el que siempre uso a esas horas, y me senté. Busqué la luna llena por encima de los tejados, sabía que estaba ahí arriba. Sobre el letrero. Clínica de salud mental. Me gusta más el nombre que le daban antes, Manicomio. Soy así de raro.

14 comentarios:

  1. Apaga la luz y cuenta, cuenta... Y no te preocupes Julio, que no se lo contamos a nadie... Pero no nos dejes con estas ganas ahora!!! Ays, ojalá la economía fuera toda así, con sonrisas, besos...
    Y hablando de besos...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Como Román, en estos últimos tiempos, no contesta a los comentarios, hoy me he pasado yo por aquí...
    Es que de macroeconomía tengo que recibir alguna lección que otra, pero mi padre, Luis Miguel, es un poco antiguo y no me cuenta nada. Cuando lo tenga más claro, ya os lo digo...
    ¡Esta vez me toco la vida rara! Bueno, la verdad es que mis vidas nunca han sido muy normales. ¡Afortunadamente!
    ¡Gracias, Margari, por estar siempre por aquí! Esto lo sé porque mi padre está muy orgulloso de tener una amiga como tú y me ha hablado mucho de ti. Y como dice él, ¡un besazo!

    ResponderEliminar
  3. En Denia también me ha saludado una superluna, allá arriba,detrás del castillo. Había quedado con Julio...me he ido a pasear por la orilla del mar yles he dejado solos. Qué alegría verle de nuevo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he mandado a Julio a dormir... ¡Que es muy tarde!
      ¡Ya te vale, dejar a tu sobrino Julio ayer a esas horas con la luna! Menuda tía más liberal...
      Bueno, te perdono, que estoy de vacaciones.
      Muás.

      Eliminar
  4. Ah! :D subieron también las sonrisas,jajaja.

    Este post es muy ameno, es bueno encontrar sentido del humor con respecto a las crisis económicas.

    Aqui se regalan besos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Beatriz! Gracias por dejar tu comentario por mi casa. Sí, aunque intentan echar abajo todos los logros sociales que hemos conseguido durante años y engordar más sus cajas fuertes con nuestro dinero, lo que no nos van a quitar es el humor.
      "La percepción de lo cómico es un lazo entre los hombres". Es una frase de Ralph W. Emerson que en estos tiempos que corren por mi país no nos viene nada mal conocer. No estaría mal rodearles con ese lazo y lanzarlos al Mediterráneo...
      Y, por supuesto, pásate por aquí cuando quieras, besos nunca van a faltar.
      ¡Un besazo enorme!

      Eliminar
  5. Veras, para pensar en economía primero hay que asegurarse de que la luna la tapa un cartel de salud mental. De no ser así corremos el riesgo de verla como una moneda de dos euros que, hinchada por la inflación como si de corticoides se tratase, nos aplasta con banco y todo. Porque a ver... sentarse en un banco para pensar en economía tampoco es algo demasiado recomendable, piensa que suelen colocarse a la sombra de grandes árboles, con nidos, y cuando estamos más seguros y confiados en nuestro banquito... llega un pajarraco y la jo...roba.
    En fin, que me has dado por el palo y antes de seguir haciendo chistes malos me voy a ver las olimpiadas, antes de que sea la hora de ver las noticias, a ver si se me olvida cambiar de canal.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De chistes malos nada... reales, como la vida misma. Que se dice...
      Solo nos falta que miremos para el cielo y veamos una moneda de dos euros ahí arriba. Miedo me da.
      Prefiero pensar y ver lo que Julio.
      Espero que se te olvidase cambiar de canal...
      ¡Un besazo!

      Eliminar
  6. Yo había dejado aquí un mensaje el otro día, qué ha pasado con él, seguro que alguien lo ha recortado.Bueno da igual por suerte he vuelto para dejarle a Julio un poco de mi economía personal, muchos besos y abrazos, espero que sean suficientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por Dios! ¿Hasta mi blog han llegado los recortes? Noooo...
      El Blogger que habrá hecho una de las suyas.
      Julio acaba de guardar, encantado, tus besos y abrazos en la caja fuerte. Prefiere tenerlos en casa, no se fía de los bancos.
      ¡Y te envía los intereses: Besazos!

      Eliminar
  7. La economia que realmente nos preocupa a todos se transforma con un buen texto de los tuyos en una pesadilla ireal, más real pasear por la luna.
    Transladarme a un mundo de arumacos hace que me encante leerte!
    Gracias por comparetir tús textos!
    Lucía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias siempre a ti, Lucía! Es el arma más potente que tenemos entre las manos, la imaginación. Esa no nos la van a robar nunca. En este mundo imaginario nos encontramos muchos y disfrutamos de él. Y luego, a luchar con más ganas en el real...
      ¡Un besazo!

      Eliminar
  8. Yo, como no entiendo de economía (y cada día menos) pues te regalo un puñado de besos y sonrisas desde mi manicomio particular :)
    "Siempre nos quedará..." el sentido del humor.

    Pues, eso: Besos y sonrisas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien compartir manicomios, Framboise! Recibidos besos y sonrisas, que animan un montón para seguir con estas locuras nuestras...
      ¡Un besazo!

      Eliminar