Donde todos

Donde todos
A la venta en espacioulises.com

viernes, 2 de marzo de 2012

INSTANTES

QUISE AMARTE

Quise hablar, pero las palabras no sirvieron para nada; los sonidos de las letras perdieron todo su sentido en la oscuridad asfixiante de la habitación. Quise callar, pero el caudal de frases que mi garganta expulsaba inundó por completo el espeso aire. Quise llorar, pero no pude conseguir que las lágrimas atendieran mi llamada. Quise reír, pero mis labios ni siquiera pudieron construir el contorno de una sonrisa. Quise abrazar, pero no pude sentir el calor de tu cuerpo a mi lado. Quise abrir la ventana y chillar, pero solo pude palpar la fría e interminable pared que me rodeaba. Quise susurrar, susurrarte, pero tú no escuchabas.
Quise morir.
Pero ya no pude.

27 comentarios:

  1. Hay veces que la impotencia te malogra hasta los más íntimos deseos. Frustrante, hermano. ¡Menos mal que no padezco de claustrofobia, que si no...! Me voy a asomar un ratito por la ventana, a ver si encuentro a la Osa Mayor. Muás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermana, es que hay veces que la pluma te obliga a escribir así para intentar encontrar a la Osa Mayor. Ahora está nublado pero sigue estando ahí arriba y las nubes se irán. Seguro.
      Muás.

      Eliminar
    2. ¡Qué fallooooo! Es que me fui por el contenido y me olvidé del continente. ¡¡¡POEMAZO, hermano, POEMAZO!!!

      Eliminar
    3. Ja, ja, ja. ¡Gracias, hermana!

      Eliminar
  2. Poético y precioso. Realmente precioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hubiese gustado que, como le digo a Koncha, la pluma me hubiese contado cosas más alegres. Otro día será. ¿Vale?
      ¡Muchas gracias, Pilar, por tu comentario!
      Un besazo.

      Eliminar
  3. ¿Somos tan impotentes para todo... antes y después?

    ¡Impresionante!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho: IMPOTENCIA. Me prometo a mí mismo y a vosotros que lo próximo que os cuente os sacará una sonrisa.
      ¡Muchas gracias, Pablo, por pasar por aquí!
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡Fantástico!!! Aunque al final mi claustrofobia ha hecho acto de presencia... Pero ha sido magnífico. Es increíble tu capacidad para decir tanto, para transmitir tanto con tan pocas palabras.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay Margari, que vas a dejar de leerme! De verdad, de verdad, que la próxima historia va a ser al aire libre y con el cielo más azul que pueda existir. Y el sol arriba del todo. Ya he dado las instrucciones a mi pluma...
      ¡Muchas gracias, Margari, y un besazo!

      Eliminar
    2. ¡Qué no! Hoy ha tocado lo negativo, pues ya está. Hay que hacerle caso a lo que la pluma nos sugiere. Y la tuya suele dar en el clavo siempre. Muás ratificante.

      Eliminar
  5. En estas pocas palabras como dice Margari, me he sentido muy identificada en un pasado no muy lejano de mi vida. Precioso Román, besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia, como no nos lee nadie ahora, te voy a contar un secreto: últimamente los ánimos andan a saltitos y no por cuestiones de falta de cariño, quizá por todo lo contrario, porque queremos a tantas personas de nuestro entorno que cuando ellos sufren, nosotros también. Y hoy necesitaba escribiros algo triste, bueno, mi pluma. Y como sois tan maravillosos, mis ánimos han subido hasta el último piso de la torre Eiffel. Y solo espero que los tuyos estén por ahí también, que París de noche y desde las alturas es precioso. Ya nos lo contarán cuando vuelvan...
      ¡Muchas gracias y un besazo!

      Eliminar
  6. Me gustan tus historias de angustias y ganas de respirar, tal vez si, como dices, tu pluma te llevara a otros parajes, no llegaríamos todos sin aliento tras leerte.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He prometido luz y color lo antes posible... Que no quiero yo que salgáis de mi blog con un nudo en la garganta. Pero es que hay momentos...
      ¡Gracias por pasarte por aquí y un besazo!
      Y perdóname...

      Eliminar
    2. Al contrario, es muy difícil transmitir con palabras tal y como tu lo haces.
      El tema? te lo dirá el momento en que te sientes, pero no nos dejes sin ese toque de tus palabras.
      Nadie dijo que algo para ser hermoso tuviera que ser además alegre.
      Besos

      Eliminar
    3. Tienes toda la razón, es lo que pienso yo. Además, la literatura a veces te dice más cuando te hace sentir un pequeño retortijón en el estómago. Bueno, el retortijón lo siento yo cuando me hacéis estos comentarios tan halagadores para mi pluma.
      ¡Muchas gracias, mientrasleo!

      Eliminar
  7. Una Entrada llena de angustia e impotencia por algo que no marcha del todo bien. LLoros y risas que no encuentran el mecanismo para ser visibles. Palabras que cuestan describir y silencios que se vuelven frases llenas de contenido. Cuatro paredes que son testigo de nuestro estado de ánimo y pañuelo de nuestro desahogo que siempre será tempora; mirando a través de la ventana, viendo que el cielo está a punto de despejar.
    Un abrazo, Román y piensa que despues de la tormenta viene la calma y el calor del sol aún será mucho mas puro y limpio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Pedro, no tengo duda de que el sol siempre sale, solo que hay veces que se esconde y te pilla con la pluma recorriendo el papel.
      ¡Muchas gracias, Pedro Luis, y un abrazo!

      Eliminar
  8. Cuando el alma sufre hay que hacer un esfuerzo grande, apoyarse en Dios y arriba otra vez.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por aquí, icue, a dedicarme esas palabras de ánimo. Yo no soy creyente, y quizá por eso valoro aún más tu apoyo.
      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  9. Hoy ha salido así y está bien que así sea. Hay tiempo para reir y tiempo para llorar y bueno es que la pluma saque un poco de tristeza, de angustia y de impotencia y que sea con bellas palabras que todos podemos sentir y hacer un poco nuestras.

    Un beso y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, nos gusta y deseamos reir mucho más que llorar, pero también se valoran mucho más las cosas cuando superas malos momentos.
      ¡Un besazo muy gordo, Paloma!

      Eliminar
  10. Hola Román.

    Ufff! Me he quedado sin palabras... Te recomiendo que leas el poema de Whitman, que posteó Silvia en su blog, que contiene también muy bellas palabras: http://wwwlaviejaencinadelazubia.blogspot.com/2012/02/no-te-detengas-de-walt-whitman.html

    Quizás pueda ayudarte a levantar el ánimo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marian! Muchas gracias por la recomendación que me haces. Sí, lo leí y lo guarde en el cajón de mi mesilla de noche. Junto con el de "Palabras para Julia" de José Agustín Goytisolo. Y mi ánimo está a prueba de bombas, lo que ocurre es que a veces la pluma se desahoga. Además, ¡como no va uno a animarse con vuestros comentarios!
      ¡Muchas gracias y un besazo!

      Eliminar
  11. He descubierto tu blog, y me ha encantado tu entrada, llena de sensibilidad, con lágrimas y risas, preciosa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Ángeles! Pasa por aquí cuando quieras, estaré muy contento de recibirte. Y muchas gracias por tu comentario.
      ¡Un besazo!

      Eliminar